sábado, mayo 30, 2015

DIÁLOGO INCÓMODO

—¿De qué trata todo esto?
—Del poder. De eso trata la política.
—...
—¿Qué?
—¿No trata de nada más?
—No.
—¿Y la gente?
—¿Qué pasa con la gente?
—¿No se supone que los políticos son servidores públicos y esas cosas?
—Sí. Pero primero es el poder. Sin poder eres un mosquito.
—...
—Así ha sido siempre. Al menos de Agamenón para acá.
—Qué asco.
—¿Asco por qué?
—Bueno porque los políticos te engañan y te hacen creer cosas.
—Si te engañan, es porque eres idiota. Ellos quieren que les des el poder. Tú les das el poder y, a cambio, ellos se encargan de pagar para que otros recojan la basura y te cuiden de los ladrones.
—¡Ja!
—Hemos llegado a un punto de vileza en el que los que buscan el poder, no quieren dar nada a cambio.
—...
—Y los que otorgan el poder no están interesados en exigir nada con tal que los mantengan cebados y entretenidos.
—Sí... Hace calor, ¿verdad?
—Sí. Siempre hace calor.