viernes, octubre 11, 2013

INÚTILES EN ACCIÓN

  Están por doquier; gobiernan nuestras vidas; hacen que hacen; inventan procedimientos, burocracias, métodos; la negligencia es su arte y la brutalidad su divisa. Son los…

  Inútiles en acción.

  Cada vez que llueve, no puedo hablar por teléfono con mi papá. Un ruido como de bisontes respirando ocupa la línea e impide que nos comuniquemos con fluidez. Cada vez que llamo a la compañía telefónica para reportar el problema, la persona-robot que me atiende interrumpe cada treinta segundos la conversación para decirme: «No se retire de la línea, por favor», y, cuando regresa dice «Gracias por su tiempo en espera», y yo trato de oírme amable, pero firme, pidiendo que, por favor, arreglen el problema de la línea telefónica en casa de mis padres porque ahí vive un señor mayor y blá, blá, blá… Después de varios «Noseretiredelalínea», concluyo el reporte y llamo a mi papá, pero, en su lugar, oigo bisontes que hablan sobre…

  Inútiles en acción.

  Llego a la entrada de mi edificio. El conserje, henchido de orgullo, se me acerca y me dice que los mecánicos le instalaron un nuevo tablero y una nueva X-Y-Z al ascensor que está dañado desde hace casi un año. Yo le digo: «Ajá, pero ¿ya funciona el ascensor?». «No, todavía no, pero ya le instalaron el cajetín del borne R, además del nuevo tablero y de la X-Y-Z». No digo nada. Solo pienso en que este fue un episodio más de los…

  Inútiles en acción.

  Rodrigo, Natalia y yo llegamos a una panadería. Pido dos cachitos de jamón para llevar, pero nadie me responde. Quien debería hacerlo, está de espaldas al mostrador envolviendo algo mientras conversa con otra persona que también le da la espalda al mostrador. Pasa el tiempo y solo vemos espaldas. El propio Rodrigo me dice que nos vayamos porque esos son unos…

  Inútiles en acción.

  Les compraron unos helicópteros soviéticos enormes y ya estrellaron unos cuantos. Son unos…

  Inútiles en acción.

  En el banco hay seis cajas y solo un cajero. Delante de mí hay once personas (tres son motorizados) esperando su turno. Esta situación se replica en automercados, farmacias y tiendas por departamentos. Para colmo, una nueva regulación laboral establece límites estrictos de horas a la semana para cada trabajador, lo que ha hecho que haya menos cajeros y que las colas sean tan interminables como absurdas. Estamos rodeados de…

  Inútiles en acción.

    Estoy en mi casa. No me acuesto a dormir la siesta porque me da pena. Mis hijos zarandean sus juguetes. La calle entra por las ventanas de mi casa, como siempre. A las tres y cincuenta y uno, siento lo contrario a una explosión. Todo se detiene. Un pujido-chasquido multitudinario y simultáneo llena el aire durante unos instantes infradelgados. La vida sigue, pero con una cuota de silencio a cuestas. En medio del apagón, los motores y las cornetas de los carros adquieren una tonalidad distinta, más brillante, como si en ellos se refugiara la vida normal. En el edificio de al lado alguien grita. Al día siguiente leo los periódicos. Se fue la luz en más de las tres cuartas partes de Venezuela. La explicación es una tremolina en la que se repiten las palabras «zamuro», «malla» y «basurero». «Sabotaje» también apareció por ahí, pero todo el mundo sabe que esa es la palabra preferida de los…

  Inútiles en acción.

  Cuando los elementos y los inútiles en acción se juntan, los demás corremos (más) peligro. En Caracas la lluvia no produce momentos románticos ni de sana melancolía; al contrario: cada vez que llueve, temblamos porque sabemos que alguna otra calamidad se cernirá sobre nosotros. Por ejemplo: hace un mes, llovió y un tramo de la avenida Francisco de Miranda se hundió. Al parecer, el terreno cedió a la filtración de las aguas de una quebrada embaulada hace quién sabe cuántos años. El resultado: un mes con la avenida cerrada, camiones, tractores, grúas, obreros, tuberías enormes, un hueco debajo de la fachada sur del Centro Plaza, obreros trabajando día y noche, cortes de agua para todos los vecinos de una buena parte del este de Caracas, un tráfico (aún más) descomunal… En fin…  Podría preguntarme desde cuándo no revisaban ni le hacían mantenimiento a esa quebrada, pero sería baladí. La respuesta ya la sabemos sencilla e imprecisa, como cabe esperar de los…

  Inútiles en acción.

  En lo que va de 2013, la inflación ronda el 50% y todavía se quejan si uno los llama…

  Inútiles en acción.

  No hay manera de luchar contra ellos; son legión; hacen al país, lo ocupan, lo recorren a pie o en sus carros, lo llenan de adefesios, lo trituran, lo vuelven ruinas; llenan su aire de sandeces; explican lo inexplicable; rugen de mentira; juegan a que nos odiamos. Son los… 
 
  Inútiles en acción.

  Les robaron las elecciones y dejaron eso así. Hasta que no demuestren lo contrario, también me parecen unos…

  Inútiles en acción.

  La palabra «patria» es el vocablo preferido de mandarines y tiranos en el orbe-mundo. En Venezuela, «patria» se utiliza para adversar cualquier queja sobre la carencia de determinados servicios y productos. «No hay agua, pero tenemos patria». «Se fue la luz, pero tenemos patria». «No hay lo que debería haber en los supermercados, pero tenemos patria». «Tenemos patria» es uno de los tantos lemas de los…

  Inútiles en acción.