lunes, mayo 14, 2012

COSAS QUE UN PADRE DEBE ENSEÑARLES A SUS HIJOS
A no ser idiotas.

A amarrarse los zapatos.

A hacerse, por lo menos, tres tipos de nudos de corbatas.

A montar bicicleta.

A manejar sincrónico.

A descubrirse a sí mismos.

A ser autónomos e independientes.

A comer sushi, percebes y kokotxas.

A sumar, restar, multiplicar, dividir y perder.

A cantar, al menos, tres canciones de Iron Maiden.

A usar cubiertos y a tener modales.

A usar una afeitadora.
Que Dios existe más allá (o más acá) de las teologías.

Que las mujeres están locas y que no hay más remedio que quererlas como son.

Que los malos también ganan.

Que la vida es efímera y el amor eterno.

Que los hombres también lloramos.

Que los hombres tenemos que tener una ocupación que mitigue nuestras ansiedades de carne, mugre y abstracción (por eso no nos gusta ir a Ikea).

Que la amistad es la forma más refinada del amor.

Que los discos se tocan con cuidado.