martes, agosto 16, 2011

EL GENIO DEL PRINCIPIANTE
Estos son algunos de los prodigios que ha producido el aprendiz del idioma español que vive en mi casa:

«Mamasma» por «Fantasma».

«Tilisión» por «Televisión».

«Genelo» por «Gemelo».

«Exploto» por «Explosión».

«Practura» por «Fractura».

«Panático» por «Fanático».

«Alumbrito» por «Bombillo».

«Fórfula» por «Fórmula».

«Pórpula» por «Fórmula».

«Fisherfrais» por «Fisher Price».

«Betalle» por «Detalle».

«Escuiter» por «El buitre».

«Japonesos» por «Japoneses».

«Nimo» por «Mimo».

«Pingir» por «Fingir».

«Toqui-Toqui» por «Walkie-Talkie».

«Llutics» por «Q-tips».

«Popilas» por «Pupilas».

«Chipito» por «Pen Drive».

«Vómbito» por «Vómito».