sábado, julio 23, 2011

IDEAS INÚTILES PARA LA TELEVISIÓN VENEZOLANA
Son ideas inútiles porque la fijación venezolana por lo políticamente correcto, como dice José Urriola, impide cualquier progreso en materia televisiva (y cuidado y si en cualquier otra materia también).

Obrero's Gourmet

A partir de lo que comen los obreros venezolanos (platos de caraotas con espaguetis, arroz o pasta con pollo y plátano horneado, arepas formato «rueda de camión» con queso y carne mechada, arroz con carne molida e ingentes botellas de dos litros de malta o Coca Cola), Sumito Estévez o cualquier otro chef puede conducir un programa dedicado a la VERDADERA cocina autóctona.

Evidentemente, comprendemos que el chef en cuestión adapte los platos de los obreros venezolanos a las normas de presentación y etiqueta de la gran gastronomía universal, pero la regla básica debe ser ésa: seguir al pie de la letra el menú que los obreros despachan en la mitad de su jornada laboral.

Ah, eso sí: quien conduzca este programa, debe mostrar la alcancía, como hacen los obreros venezolanos todo el tiempo.


La Dimenchión Desconocida

Alguien debería producir un programa parecido a The outer limits o a Zafiro y Acero. En ese programa podemos contar la historia del hombre que invocaba a la muerte y cuando la muerte se le apareció, se fue corriendo a otro país a hablar de la vida y a «vivir viviendo» entre sustancias quimioreparantes.

En ese mismo programa se podrían contar las impactantes historias de la carretera Lara-Zulia (entre las que destacan «El Caprice que volvió del más allá» y «La recta de los lamentos») o los diarios del motorizado alemán que busca a su peluquera en los rincones de nuestro país.
La máquina del tiempo

¿Qué pasaría si unos científicos se robaran una máquina del tiempo en 1999 y en lugar de dedicarse a viajar a través de los siglos y de las eras, se dedicaran a hacer travesuras que, a simple vista, parecen inofensivas?

¿Qué pasaría si, por ejemplo, tomaran una mosca en un basurero caraqueño del año 2016, la introdujeran en la máquina del tiempo y la soltaran en Río de Janeiro en 1827?

Leños de sabiduría

Leños de sabiduría es uno de mis proyectos televisivos más queridos. Se trata de un late night show filoshófico en el que Joaquín Ortega disertará sobre los más diversos tópicos de la filoshofía universal:

«Thomas Hobbes en el reino de los pranes o cómo crear un estado dentro de una cárcel».

«Piranesi y los luceros».

«De Heidegger a Strauss y Dudamel: el camino de la propaganda» (por cierto: yo creeré en las bondades musicales del Sistema Nacional de Orquestas cuando alguien arregle un reguetón para cuarteto de cuerdas o para orquesta).

En la misma senda filoshófica del tema anterior, presentaremos «De Lenni Rieffensthal a Román Chalbaud»