domingo, noviembre 07, 2010

ENTREMESES
El ascensor llega sólo cuando ya has bajado diez escalones después que te hartaste y te fuiste por las escaleras.

Hay sequía y sólo llueve cuando lavas el carro. Eso nos lleva a pensar que cuando haya una larga temporada sin lluvia, debemos estimular la creación de un autolavado colectivo en algún estacionamiento al aire libre.

Hay una cola tremenda. Sacas una libreta para anotar algo que se te ocurrió y que no deseas que se te olvide. Justo cuando la punta del bolígrafo toca el papel, el tráfico avanza y tú te quedas sin poder anotar nada.

Justo cuando el mecánico se sienta a tu lado, el carro no hace el maldito ruido que te ha atormentado durante semanas.

La persona del público que toma el micrófono y dice: «yo en lugar de una pregunta, tengo una reflexión», y se manda un discurso de media hora.

El banco que tiene catorce taquillas y sólo hay dos cajeros trabajando.

Todo está en silencio. Un niño comienza a llorar porque quiere que le compren un juguete. Los papás no le compran el puto juguete y el nene sigue llorando hasta que uno comienza a llorar también.