viernes, abril 30, 2010

En estos días me ha dado por pensar que entre estos dos mundos existen más relaciones que las que a simple vista se ven: ambos están llenos de gritos extraordinarios, ambos se inspiran en el horror y ambos sirven para evaporar las sombras que viven dentro de cada uno de nosotros.