lunes, marzo 08, 2010

TONELADAS DE GENIALIDADLo mejor de estos días calurosos y ajetreados ha sido la lectura de este magnífico libro.
—Adolfo, donde estés, eres un maldito viejo genio. Y lo sabes.

En El lado de la sombra hay un cuento cuya escritura —vaya Ud. a saber por qué— siempre consideré imposible. Se trata de la historia de un pueblo caluroso y lleno de gente chismosa al que llega un extraterrestre.

El extraterrestre (al que llaman «el bagre») vive en un garaje, le ponen un aspersor y le ofrecen libros de primero a sexto grado para que aprenda cómo es la vida en la Tierra. Cuando el alienígena termina su lectura y pide más, el dueño de la casa manda a buscarle los libros de Bachillerato. ¿No es una belleza?

No les contaré el final de este cuento. Sólo quiero resaltar dos hechos irrefutables. Uno ya lo dije: Bioy Casares ES un maldito genio. Otro: en Güiria, Nirgua, Morón, Tucacas, Chirimena, Guasipati, Tumeremo, Ejido o en cualquiera de nuestros «hermosos parajes» venezolanos es posible ambientar un cuento de ciencia ficción.

Gracias.