martes, febrero 23, 2010

CONSEJOS PARA ESCRITORES QUE DESEAN TENER ÉXITO


1) Si eres francés, llena tus libros de personajes que se caracterizan por su fría sensualidad, por tener problemas de comunicación con sus semejantes y por preguntarse cada tres páginas si la vida tiene sentido.

2) Si eres japonés, escribe al menos un libro donde el protagonista se haga el seppuku o, simplemente, se suicide. A los escritores japoneses les encanta llenar de muertos sus historias.

3) Si eres ruso, debes meterle cinco ladrillos en la cabeza a los personajes de tus novelas y, cuando vayas por la mitad del libro, debes tratar de introducirle siete ladrillos más.

4) Si eres checo, debes hablar sobre Praga y sobre lo dura y absurda que fue la vida durante la dominación soviética. También puedes hablar sobre Kafka y su cucaracha.

5) Si eres surafricano, debes escribir novelas que hablen metafóricamente sobre el apartheid y sobre el problema que supone el que ese país se encuentre pasando poco a poco la página de los conflictos raciales.

6) Si eres chino, puedes escribir una nebulosa novela donde haya un sabio lleno de sabiduría ancestral en un paisaje lleno de brumas y de árboles cuyas hojas están cubiertas de rocío. Eso sí: el sabio debe llevar un Rólex para que se sepa que es un sabio contemporáneo.

7) Si eres dominicano, puedes escribir novelas donde se hable de los tiempos oscuros de Rafael Leonidas Trujillo. Si eres realmente osado, podrías crear una escena donde tu protagonista vaya a Sábado de Corporán.

8) Si eres argentino, puedes escribir novelas que hablen sobre músicos europeos del siglo XIV o sobre fantasmas cantoneses reseñados en unas crónicas apócrifas. También puedes poner a Jorge Luis Borges bailando milongas con Maradona.

9) Si eres venezolano (y vives en 2009), puedes escribir cuentos o novelas sobre gente divorciada que trata de olvidar sus problemas bebiendo en bares oscuros. A los escritores que escriben sobre esas cosas les sugerimos que formen un movimiento literario llamado «Los Divorcistas».

10) Si eres estadounidense, trata de escribir cuentos y novelas que tengan punch cinematográfico. Incluye mucho erotismo. Mételes zombis, explosiones, dinosaurios… Si no se te ocurre nada, escribe sobre la Segunda Guerra Mundial. Ese tema siempre tiene rating.

11) Si eres chileno, no puedes dejar de hablar de Pinochet y, si ese tema no te inspira, habla sobre Roberto Bolaño. Di que lo conociste, que jugaste fútbol con él y que cuando era chiquito le encantaba la Emulsión Scott.

12) Si eres egipcio, inventa un personaje a través del cual puedas hablar sobre el eterno conflicto entre las momias del pasado y las momias del presente de tu país. No olvides que Egipto vive de sus momias.

13) Si eres español, cita diálogos de películas, nombra directores de cine y habla con tono natural sobre la cultura pop norteamericana. También puedes hacer como Javier Marías y creerte inglés.


14) Si eres colombiano contemporáneo, abjura de Dios, de García Márquez y de los hombres y quéjate de tu querida Colombia con todo tu corazón.

15) Si eres mexicano, escribe sobre las barbaridades que ocurren en la frontera con Estados Unidos; habla sobre Los Tigres del Norte, ponles ametralladoras a tus personajes y hazlos decir muchas groserías mexicanas. Hazlo rápido porque este tipo de literatura tiene mucha competencia.

16) Si eres iraní, escribe algo sobre un personaje que quiere organizar el desfile del día del orgullo gay en Teherán… Eso sí: no lo publiques en Irán porque te van a dar tu merecido.

17) Seas de donde seas, no olvides que la estupidez es la materia principal de la que está hecha la literatura. Así que no digas que no tienes sobre qué escribir.