martes, enero 05, 2010

DETALLES QUE DEMUESTRAN QUE CRIASTE A UN MANGANZÓN 1) Tu hijo tiene cuarenta años y todavía pretende dormir contigo y con tu esposa en tu propia cama.

2) Tu hijo tiene treinta y siete años y sólo usa bermudas y pantalones a la canilla.

3) Tu hijo no se levanta antes de las nueve de la mañana a menos que tiemble.

4) Tu hijo tiene más de una novia y ellas lo siguen llamando a pesar de las mentiras que él les inventa.

5) Tu hijo no sabe cambiar un caucho ni manipular el surtidor de gasolina.

6) Tu hijo se pasma, si le pides ayuda para pintar la casa o para cambiar la canilla de la poceta del baño.

7) Tu hijo tiene treinta y tantos años, no tiende la cama ni llena las botellas de agua de la nevera.

8) Tu hijo vive comprando consolas de videojuegos, Blu-Rays, BlackBerries y demás artefactos de última generación que muy pronto subastará en «corotosusadoseinútilespuntocom».

9) Tu hijo tiene cuarenta años y no se ve la menor señal de que quiera irse de la casa. Si te ves envuelto en esta situación, te sugerimos seguir el siguiente consejo del ilustre Marqués de Sade de Palo Verde: observa con detenimiento a tu muchacho para saber si está más cerca de Miguel Bosé que de John Wayne. Pase lo que pase, no te preocupes. Recuerda que es tu retoño.

10) Tu hijo tiene cuarenta años y vive comprando muñequitos de Star Wars y Star Trek.

11) Tu hijo no quiere contribuir para pagar el teléfono, la luz, el gas y el cable.

12) Tu hijo acaba en una sola sentada (y sin ayuda) con doscientos cincuenta gramos de queso uruguayo rebanado y trescientos de jamón.

13) Tu hijo te reclama porque ya no compras tocineta.

14) Tu hijo se molesta si le pides la cola a la farmacia o plata para comprar tu caja de Plavix.

15) Tu hijo trae a los amigotes a la casa para que jueguen póker, beban cerveza, fumen, asen un pernil en el horno y, luego, tienes que fajarte a lavar los platos.

16) Tu hijo se compra un plasma de setenta y dos pulgadas y lo mete en su cuarto.

17) Tu hijo compra arroz chino, lumpias y costillitas, y se encierra a comérselos él solo, mientras ve Naruto.

18) Tu hijo se larga de viaje en Carnaval, Semana Santa, Navidad y Año Nuevo, y no te lleva ni a la esquina.

19) Tu hijo tiene treinta y siete años (o más) y quien lo lleva y trae a todas partes es la esposa y/o novia o tú, por supuesto.

20) Tu hijo de cuarenta años no te ha dado nietos ni tiene cara de querer dártelos.

21) Tu hijo se relaciona sólo con sujetos que, al igual que él, viven del cuento y la melodía.

22) Tu hijo lleva quince años estudiando Economía.

23) Tu hijo vive hablando con los pavos-viejos de la cuadra que tienen sus Harley Davidson, pero él no tiene una Harley Davidson ni cara de poder comprarse una con sus propios medios. No te extrañe que un día de éstos te pida su herencia.

24) Tu hijo está enterado de cómo van las ligas española, inglesa, italiana, alemana, holandesa, brasileña, árabe y argentina de fútbol, gracias a que mira todos los partidos sentado frente a su televisor, mientras fuma y pide pizzas por teléfono.

25) Tu hijo es incapaz de reclamarle a ningún abusador que se estaciona en tu puesto en el sótano del edificio.

26) Tu hijo es experto en saberes inútiles; se sabe los nombres de los directores de todas las películas de Hollywood, de todos los bateristas que tocaron con Elvis Presley y de todos los participantes en el Rally París-Dakar de 1993.

27) Tu hijo acaba con dos rollos de papel sanitario al día y no los repone.

28) Tu hijo le sigue diciendo «chamo» o «pana» a su mejor amigo del liceo que ya tiene cuarentitantos años, dos divorcios y tres nietos.

29) Tu hijo tiene la fijación de querer ver a U2 por tercera vez.

30) Tu hijo quiere irse a vivir a Barcelona. (Él no sabe, pero tú sí, que esa ciudad se ha convertido en un imán de buenosparanadas).