martes, noviembre 04, 2008

LEUCOCYTE
Éste fue el último trabajo discográfico de E.S.T. Se llama Leucocyte y más allá de que el deceso del gran Esbjörn Svensson le haya dado a su lanzamiento una resonancia extraña y hasta fantasmagórica, estamos ante una obra maestra, ante uno de esos discos que llevan al jazz y a toda la música a un territorio nuevo donde se mezclan el jazz, lo modal, la electrónica y el rock duro, duro de verdad.

La música que contiene Leucocythe da miedo, conmueve y te hace sentir algo muy muy muy raro que es fácil identificar con la muerte de Esbjörn Svensson que se produjo en junio de este año. No faltará quien diga que las piezas aquí reunidas (sobre todo la suite final) constituyen una premonición de esa tragedia que nos dejó sin uno de los monstruos del jazz y de la música contemporánea.

Magnus Öström y Dan Berglund (baterista y contrabajista de E.S.T., respectivamente) han dicho que el disco fue grabado y mezclado antes de la muerte del pianista. Así que si les suena premonitorio, piensen que es una casualidad o que los sonidos que hasta este disco eran inéditos para nosotros, son muy cercanos al más allá.

Leucocyte es grande y nunca sabremos qué otros sonidos podía encontrar el Esbjörn Svensson Trio si seguía por este camino artístico y musical.