martes, mayo 06, 2008

VELADA DE ÓPERA SANGRIENTA En la tarde de ayer se estaba llevando a cabo una función de La flauta mágica en el Teatro Central y ocurrió algo que nos ha dejado perplejos.

Como todos Uds. Saben, en La flauta mágica hay un personaje que se llama Papageno, cuya característica principal es andar con una jaula llena de pájaros colgada en la espalda. En la función de la tarde de ayer, ocurrió un pequeño accidente en el que al cantante que interpreta a Papageno se le abrió la jaula y los pájaros volaron por todo el teatro.

Hasta aquí podríamos decir que ha ocurrido un hecho raro y también bochornoso, pero lo peor se lo vamos a contar a partir de este instante.

Resulta que, entre el público, había varias personas armadas a las que no se les ocurrió una idea mejor que dispararles con sus pistolas a los pájaros que volaban por todo el teatro.

Así, sin ton ni son, los pistoleros comenzaron a disparar al techo, a las paredes, a los balcones, a las lámparas, mientras los pájaros caían como moscas.

En la balacera murieron catorce de los veintiún pájaros y resultaron heridas trece personas. ¿Cómo es posible que aquí todo termine en una plomazón?

A ver si nos civilizamos de una vez por todas o terminamos matándonos unos a otros.