jueves, abril 17, 2008

LA METAMORFOSIS DEL CARTERO En la tarde de ayer un hombre de cuarenta y tres años de edad decidió dormir una siesta en el zoológico de El Pinar y, al despertarse dos horas después, se vio a sí mismo convertido en un centauro.

Ovidio Roberts es cartero de profesión y, en el día de ayer, fue a entregar una correspondencia en el departamento veterinario del mencionado zoológico. Después que hizo su trabajo, Ovidio Roberts decidió acostarse a descansar y cuál sería su sorpresa cuando se despertó…

Ovidio Roberts se despertó convertido en caballo de la cintura para abajo. Al principio se sintió un poco sorprendido por la situación, pero pronto se dio cuenta de que, para su profesión, ser centauro no está nada mal.

Así que si oyes unos cascos de caballo que vienen hacia ti, no te asustes, es probable que el cartero-centauro te traiga tu correspondencia.