miércoles, abril 30, 2008

La distopía eléctrica de ayer impidió nuestro encuentro. Igual, a través de esta vía, les envío un fuerte abrazo. Y ¡luz para todos!