martes, febrero 05, 2008

LOS INVENCIBLES Hace un par de años, Rodrigo Blanco Calderón nos sorprendió con Una larga fila de hombres, su primer libro de relatos. En esta oportunidad, con Los invencibles, lo que ha hecho es confirmar la razón por la cual comenzamos a prestarle atención a su nombre y a esperar con interés su nueva producción.

Los invencibles es un libro muy (y subrayo con deleite el muy) bien escrito, con unos cuentos poderosos llenos de subtramas, de citas y referencias a otros cuentos y a otros libros. Es un volumen que muestra la huella de un trabajo literario muy bien pensado, ambicioso y fruto de horas y horas no sólo de lecturas, sino de reflexiones sobre lo leído. Los invencibles es un libro que, además, supone un paso adelante con respecto a su antecesor en cuanto a búsquedas y a problemas literarios por resolver. Este joven y gran narrador se planteó un gran reto con la escritura de estos cuentos, cosa que aplaudimos con el mayor entusiasmo y con la mayor admiración porque creemos que los artistas en general no deberían repetir aquello que les sale bien; deben plantearse siempre otros problemas y asumir desafíos que pongan a prueba sus talentos y el material del que está hecha su voluntad creadora.

El ser producto de la asunción de ese reto, lo impecable de su escritura y el innegable talento para diseñar historias que conmueven y sorprenden a los lectores, son los extraordinarios logros de este libro complejo y entretenido que no dudamos en recomendar.