sábado, mayo 19, 2007

PALABRAS PARA LA POSTERIDAD
Hay frases célebres que todos decimos en velorios, bodas, piñatas, bautizos y demás celebraciones de la vida.

· Palabras que debemos aprender para usarlas en los momentos duros de la vida:

· Si te pillan en la cama con otra jeva, hay unas palabras que nunca fallan:

· «Esto no es lo que tú crees, mi amor».

· Esas palabras van acompañadas del célebre: «déjame explicarte, mi vida».

· Hay gente que cree que todo lo que se diga en una funeraria es pavoso.

· En un velorio nunca falta el clásico «quedó igualito».

· Otra de velorio: «al menos ya descansó».

· En un velorio también decimos: «tan bueno que era».

· Otra de velorio: «parece como si estuviera dormido».

· Eso sí: nadie sabe qué quiere decir «sentido pésame».

· A uno desde chiquito le enseñan cómo comportarse frente a la vida, pero no cómo comportarse frente a la muerte.

· Uno no sabe a ciencia cierta qué quiere decir «sentido pésame».

· Otras palabras célebres en funerarias y cementerios:

· «Se le ven los algodones».

· «Pero si era un hombre joven; tenia 60 años».

· «Cuando te toca te toca».

· «Es indudable que él disfrutó su vida como quiso».

· «Nosotras acabábamos de hablar».

· «Se despidió de una forma extraña y me dio un mal pálpito».

· Otras palabras célebres:

· En una boda: «¡qué bella está la novia!»

· «No hay novia fea». (eso es una verdad de la vida).

· «Y pensar que yo me la cogí primero».

· «¿Hacia dónde va nuestra relación?».

· «¿Qué soy yo para ti?».

· Cuando nace un niño, la gente siempre repite: «es igualito al papá».

· «No eres tú, soy yo».

· «Yo te quiero… pero como amigo».

· Otra para terminar una relación: «vamos a darnos un tiempo».

· La dicen las amigas cuando otra amiga termina con el novio: «todo pasa por algo».

· «Te lo dije».

· Para terminar una relación: «deberíamos ver otra gente».

· Las frustradas sentimentalmente dicen: «más vale sola que mal acompañada».

· «Mi amor, esta es la primera vez que me pasa esto».

· La gente sin novio o novia dice: «yo estoy solo porque quiero».

· O «a mí no me hace falta un marido para ser feliz».

· Otras palabras para la posteridad:

· «Yo te gusto; lo que pasa es que no te has dado cuenta».

· «¡Tú no sabes quién soy yo!».

· Esa frase célebre tiene una variante: «tú no sabes de quién soy hijo yo».

· «Véngache con papá».

· «Quien coge feas, coge más».

· «Papi, ¿tú me quieres?».

· «¿Con cuánto arreglamos esto?».

· «No, señor, no me haga eso».