jueves, mayo 03, 2007

EL SEÑOR DE LOS TABURETES En «El Señor de los Taburetes», Saurón construyó un taburete mágico en la Carpintería del Destino.

Un día, en medio de una reyerta por un juego de dominó, Isildor, vecino de Saurón, le robó el taburete y se sentó en él, volviéndose loco de inmediato. Con el paso de los años, el taburete pasó de fondillo en fondillo, dementando a todo aquel que se sentara en su asiento hasta que alguien lo dejó escondido en un garaje.

El taburete del poder estuvo escondido hasta que Gollum lo descubrió y se sentó en él, quedando demente de inmediato.

Pasados los años, los enanos, los elfos, los hobbits y los venezolanos fundaron «La comunidad del taburete» con el objetivo de comisionar a alguien para que cargara el taburete hasta La Carpintería del Destino y lo destruyera.

El elegido por «La comunidad del taburete» fue Frodo Bolsón. Él, con su fiel amigo Sam, pasó las de Caín llevando el taburete.

Frodo y Sam se metieron en La Ferretería de los Enanos. Ahí pelearon contra un troll borracho y contra los Círculos de los Orcos en una tasca llamada El Abismo de Helm. También pelearon contra una araña mona gigante, contra unos zamuros a los que les faltaba una pata y contra unos funcionarios del Seniat.

Todo eso lo hicieron cargando el taburete.

Cuando por fin llegaron a La Carpintería del Destino, pasó algo inesperado: Frodo también se volvió loco. Tuvo que llegar Gollum con un serrucho a quitarle el taburete. En medio de esta pelea, Gollum y Frodo cayeron en una sierra Black & Decker encendida en medio de la carpintería… Así, cuando Gollum le arrebató la mano con todo y taburete a Frodo, la sierra cortó en pedacitos tanto a Gollum como al taburete.

De ese modo, Saurón quedó aniquilado para siempre.

Esta fue la versión venezolana del Señor de los Anillos llamada «El Señor de los Taburetes».

Muchas gracias.