lunes, marzo 05, 2007

LAS CRÓNICAS La crónica es un género flexible que te permite expandir tu instinto de cuentista y tu manía especulativa. Ni hablar de que es un formato que se alimenta de todo aquello que ocurre en la calle ante la mirada de todos y que sin el registro del cronista, se perdería para siempre.

Lo mejor de escribir crónicas radica en que tienes la oportunidad de contar una pequeña historia y de reflexionar sobre sus implicaciones sin la presión de tener que profundizar demasiado ni de verte obligado a ofrecer fechas y fuentes, lo cual no puedes hacer en un cuento, so pena de irte por las ramas y de acabar con los pies lo que empezaste con las manos.