martes, diciembre 05, 2006

THE MANILA ENVELOPES

Damas y caballeros, me gustan los sobres, especialmente cuando están cerrados, cuando aún no se sabe qué contienen, cuando son una promesa de felicidad.

Me gustan los sobres que se dan unos a otros, en ocasiones especiales, los mafiosos de los Soprano. Me gustan los sobres manila, los grandes, los pequeños, los que son de color amarillo claro y los que son de amarillo intenso. Me gustan cuando vienen nuevos y también cuando quien ha escrito en una de sus caras, lo ha hecho con claridad y ha dejado espacio para las estampillas y para los sellos que convierten al sobre en el vehículo de una gráfica que recorrerá mundos en las sacas del correo.

Me gustan mucho los sobres.