jueves, noviembre 16, 2006

LA BANDA SONORA DE CARACAS VOL.2

Yo creo que el ruido que mejor identifica a Caracas es el ruido que proviene del taladro, esa bulla engendradora de brutalidad y violencia que poco a poco se transforma en gritos de pistolas.

Estoy convencido de que el carácter del caraqueño no es precisamente pacífico. Es, en realidad, un espíritu bruto y sanguinario que no escatima esfuerzos a la hora de hacerle infeliz la vida al prójimo. Yo creo que Caracas es una ciudad de freaks... ¡Y de freaks malos!