domingo, septiembre 03, 2006

EL VAMPIRISMO PSÍQUICO

Hemos llegado a la conclusión de que uno de los problemas de este reino malhadado consiste en que el Mandarín y su séquito han lanzado una campaña de vampirismo psíquico. El vampirismo psíquico consiste en crear un discurso lleno de imágenes angustiosas para quitarle la felicidad y el bienestar a la gente, dejándole tan sólo una sensación de vacío y horror. Pregúntense si el vampirismo psíquico está actuando en estos momentos en nuestro reino… Pregúntense si el Mandarín y sus seguidores han hecho algo más que sembrar el miedo entre nosotros, sus coterráneos.

La única forma de combatir el vampirismo psíquico es formarse una opinión propia de las cosas y reírse. La mala noticia es que para llevar a cabo esas dos tareas hay que ejercitarse espiritualmente, y todo ejercicio espiritual supone un camino de sufrimiento que sólo se recorre a lo largo de horas de lectura y de meditación matizadas con grog en compañía de los amigos o de la familia.

Al Mandarín se le derrota burlándonos de sus vampiros psíquicos, pero igual llegará el día en que alguien le rajará el vientre.