martes, agosto 01, 2006

EL CIELO

Para mí el cielo debe ser como era el antiguo Hotel Macuto Sheraton que quedaba en Caraballeda, Venezuela. San Pedro debe ser el recepcionista de esa maravilla donde había una piscina enorme y otra redonda, un teatro donde se celebraron varios Miss Venezuelas y se presentaba Juan Carlos con su Rumba Flamenca. En ese hotel podías jugar tennis, bowling, pool y ping pong; podías ir a la playa, cenar en La Sirena, comprar libros en la librería, pasear, beber vodka o dormir largas y profundas siestas arrullado por las inmensas palmeras de sus jardines.

¡Si el cielo es como era el Macuto Sheraton, que venga la pelona ya!