sábado, junio 24, 2006

ALGUNAS PREGUNTAS PERTINENTES

Veamos un extraordinario proyecto de arte contemporáneo:

En el año 2002 el joven cineasta
Matt McCormick
escribio y dirigió un documental de 16 minutos titulado The subconscious art of graffiti removal.

En ese documental, McCormick estudia el fenómeno de las formas que generan los obreros encargados de cubrir con pintura los grafittis que por las paredes de Portland dejan lo grafiteros.

Según McCormick, las manchas que dejan los obreros al cubrir con pintura los grafitis, se asemejan a las pinturas de los grandes maestros del arte abstracto: Marc Rothko, Piet Mondrian, Alexander Rodchenko, Kasimir Malevich, etc.

El narrador del documental se pregunta si esos obreros estarán conscientes de que su trabajo de cubrir grafitis termina pareciéndose a una obra reputada; por supuesto, a partir de ahí, se hace toda una serie de preguntas poderosas como por ejemplo: para que una obra de arte sea tal, ¿debe ser hecha a conciencia? ¿Dónde está lo artístico de la obra: en su creador o en la mente de quien la observa?

Definitivamente, lo mejor del arte actual no se encuentra en los espacios tradicionales.