martes, abril 11, 2006

EL ESTIMULANTE CRIOLLO

Curiosa es la información que los músicos demuestran cuando llegan al aeropuerto de Maiquetía. Casi todos, al sentirse en confianza, le preguntan a cualquier interlocutor criollo dónde se consigue yopo para ellos probarlo y poder hablar con propiedad, en sus respectivos países, de cuán bien o de cuán mal les cayó este estimulante que los indígenas de nuestra patria se soplan mutuamente en los orificios nasales.

Lo interesante de este cuento es preguntarnos cuál de los músicos que ha venido a visitarnos fue el primero en probar el yopo. La verdad es que debe haberle ido muy bien si les contó a todos sus colegas su experiencia.