jueves, abril 27, 2006

CUENTO CON CATASTRO

Hoy se supo que las autoridades del Registro del Segundo Distrito de Boleíta se encuentran en ascuas ante la presencia de un individuo de nombre Carlos Alberto Aranguren, quien va todos los días a dicha oficina a leer los libros de Catastro.

Todas las mañanas, a las nueve y media, Carlos Alberto Aranguren se presenta en el registro segundo que queda en Boleíta sur calle Santa Ana, Edf. Peña fiel, PB, al lado de Materiales Guayabal (subiendo por el Alazán) y pide el documento N° 23, Tomo 33 Protocolo 1°, Folio 125.

Carlos Alberto Aranguren se va todos los días muy bien peinado y en flux al archivo a leer su libro y a divertirse como los buenos.

La risa que a Carlos Alberto le produce el material que contienen esos libros de catastro es lo que tiene en ascuas a los pobres empleados de la mencionada oficina, quienes alegan no sentirse cómodos ante la presencia de semejante fenómeno...

¡No señor! Ningún trabajador de esa oficina puede realizar con efectividad su labor diaria viendo a alguien divertirse... Sobre todo el viejito que tiene un gorra que dice “Captain” y que atiende el archivo de dicha entidad.

¡Saquen del registro a Carlos Alberto! ¡Sáquenlo rápido antes de que vuelva locos a los trabajadores de Catastro!