martes, marzo 07, 2006

MARAVILLA

«El formato digital no sólo estimula la ubicuidad de las imágenes, también supone una objetivación en el mundo real de cómo supuestamente en nuestro cerebro bullen en conjunto miles de mensajes que se superponen unos a otros en forma de sonidos, iconos, palabras e información de toda clase recogida por todos los sentidos».