miércoles, marzo 15, 2006

LOS LUGARES COMUNES

La Maestranza César Girón

* Los lugares comunes son todas esas ideas que repetimos sin siquiera preguntarnos si son verdad o no.

* Repetimos lugares comunes todos los días sin darnos cuenta y sin preguntarnos cuál es el origen de semejantes estereotipos.

* Hay lugares comunes referidos a la música, al cine, a la ciencia, al amor, al matrimonio, a la política y a todos los temas habidos y por haber.

* Quien se sienta libre de lugares comunes, que lance la primera piedra.

* Todas las profesiones tienen sus lugares comunes. Por ejemplo: entre abogados, todos tienden a llamarse “doctor”.

* Los lugares comunes son muy peligrosos porque nos hacen creer que son verdad.

* Eso pasa porque se nos presentan bajo el empaque de una sentencia que parece una verdad irrefutable.

* La gente habla pegando lugares comunes. Observemos: “yo estaba en mi vivienda, cuando de repente, oí un artefacto explosivo, salí y vi a la víctima”.

* “La unidad de transporte cayó desde la obra de infraestructura” (traducción: el autobús se fue por el barranco).

* “El centro de salud carece de insumos” (traducción: el hospital no tiene Merthiolate).

* “Arteria vial” (traducción: autopista).

* “Había un depósito lleno de sustancias psicotrópicas” (no necesita traducción).

* El periodismo venezolano está repleto de lugares comunes. Veamos algunos:

* Vean la televisión en estos días y oigan a los reporteros diciendo:

* “Presunto”.

* Los periodistas deportivos llaman “serpentineros” a los bateadores, “cosos” a los estadios y “esférica” al balón de fútbol o de basket.

* A la fabricación de carros la llaman “sector automotor” o “sector automotriz”.

* A la buhonería la llaman “comercio informal”.

* A los autobuses los llaman “unidades”.

* A la gente que sale de vacaciones los llaman “temporadistas”.

* “Operativo”.

* “Las fiestas decembrinas”.

* “Los más pequeños de la casa”.

* En vez de ahogados dicen “fallecidos por inmersión”.

* “Presunto homicida”.

* El problema de esta época es que la verdad está sobrevaluada.