jueves, marzo 30, 2006

LA IMAGINACIÓN

Jacob Lawrence: El zapatero

• El erotismo es un ejercicio de la imaginación, que es el único lugar donde los seres humanos somos realmente libres.

• En nuestra imaginación somos capaces de hacer lo que sea: volamos, flotamos, viajamos... Nada ni nadie puede interferir en nuestra capacidad para imaginar.

• Ahora bien: la imaginación es una facultad de nuestra mente relacionada con nuestros sentidos y con nuestra capacidad para comunicarnos a través del lenguaje. Sólo somos capaces de imaginarnos aquello que sabemos cómo se llama. Sólo somos capaces de imaginarnos sensaciones que hemos experimentado a través de nuestros sentidos. Por eso la imaginación tiene un altísimo componente erótico.

• El erotismo en este caso no se refiere al sexo. Se refiere a nuestra capacidad para recrear en nuestra imaginación sensaciones que hemos experimentado.

• Todos podemos imaginarnos el olor del perfume de la persona a quien más queremos. Todos podemos imaginarnos la sensación que nos produce un trozo de hielo. Todos podemos imaginarnos y recrear el sonido de una almohada. Ahora, ninguno de nosotros puede recrear, por ejemplo, el olor de la luna.

• La imaginación es una facultad que está relegada al garaje de nuestra mente. La humanidad cree que la imaginación es cosa de niños o de loquitos. Y no es cierto. Las grandes obras de la humanidad son una muestra de que la imaginación puede producir maravillas.

• Diseñar es crear las vías necesarias para que aquello que nos imaginamos se convierta en realidad.

• No lo olviden: el único lugar donde somos de verdad libres es en nuestra imaginación. Por eso todo lo que estimule nuestra imaginación es subversivo.

• El erotismo que va ligado al tema sexual nace cuando somos capaces no sólo de imaginar, sino de producir estímulos en nosotros mismos y en los demás… Pero ese es otro tema del que ya hablaremos en otro momento, no vaya a ser que en este instante nos explote el cerebro.