lunes, noviembre 21, 2005

EL SILENCIO

Nuestra época se caracteriza porque el silencio no existe. El silencio es una extraña cualidad que nos inquieta y nos hace pensar en los monstruos que llevamos por dentro. La muerte, la enfermedad, la desesperación y la debilidad viven en la falta de ruido que nos invita a revisarnos y a vernos tan débiles como somos. Por eso no nos gusta el silencio. Por eso hemos inventado miles de aparatos que lo anulan, convirtiendo nuestra existencia en un bullicio, en un ruido perenne que nos aturde y hasta nos hace felices.