martes, octubre 11, 2005

LOS LADRONES DE SAN PEDRO

Hoy tenemos un extraño suceso que está conmocionando a la opinión pública de los vecinos de la avenida Victoria.

Resulta que en los alrededores de la iglesia de san pedro un obrero calificado de nombre Natación Esparragoza descubrió de manera in fraganti a dos individuos que se dedican a robarle las planchas a los viejitos que transitan por la zona.

Los desvergonzados criminales actuaban de la siguiente forma: al localizar al viejito, uno de los ladrones le pregunta que dónde está la iglesia de san pedro y cuando el viejito abre la boca y contesta «ALLÁ», el otro ladrón agarra y le saca la plancha.

Por supuesto que esa operación es tan rápida que los viejitos sólo se dan cuenta de que les falta la plancha cuando se van a dormir.

El Sr. Natación Esparragoza vio a estos inescrupulosos individuos sacándole la plancha a un pobre viejecito y su indignación fue tanta que decidió correr detrás de los malechores.