viernes, octubre 14, 2005

EL MUERTO

Y hablando de Caracas, hoy sucedió algo bastante extraño que debería llamar a la reflexión a los dueños de compañías constructoras venezolanas. Resulta que en una construcción que se viene adelantando con incierta regularidad en la avenida Casanova, fueron encontrados los restos de un hombre vestido de mariachi con guitarrón y todo.

El hecho ocurrió al mediodía de hoy cuando un obrero de nombre Aquilino Pérez le echó pico a una pared de tierra antigua y de pronto se sorprendió ante el hallazgo de un hombre muerto hace años vestido en sendo traje de charro.

El cuerpo se encuentra en perfecto estado; ninguno de los signos característicos de los muertos se ha hecho presente.

El cadáver fue encontrado en posición vertical y con pose de estar cantándole «cucurru-cucú» a su novia en una serenata.

Los obreros al ver al difunto cantante en perfecto estado dejaron el trabajo y se arrodillaron ante lo que consideraron un milagro.

En el sitio del hallazgo se apersonaron notables personalidades de la vida nacional a ver si el muerto está bien muerto de verdad o si es Juan Gabriel venido de incógnito a Caracas.

Los últimos en presentarse en el sitio fueron los trabajadores del Museo de Ciencias, quienes vienen con la misión de verificar (antes que la morgue) si ese cadáver es de Pedro Infante disecado.

En este país cada día pasan cosas peores...