domingo, mayo 15, 2005

EL DIABLO EN LAS MANOS

Entrevista que Edgar Alfonso Sierra le realizara a Enrique Enriquez
¿De donde salió tu pasión por el teatro?
Me viene más por el lado del Performance Art, del que muchos dirán,probablemente con razón, no es teatro. Yo creo que hay una vivacidaden el modo que los latinoamericanos tenemos para aproximarnos al hecho oral, que dificilmente puede ser captado por medios más estáticos,como la pintura, la escultura, la fotografía o incluso el cine. Nuestra calle es el hervidero más potente de cuentos e imágenes, y ami me interesa trabajar con ese "material" en su forma más pura, que es el cuento.
Yo diría que toda mi vida me he pasado coleccionado cuentos, y contándolos, en diversos medios. Pero de unos años para acá, he decidido ser yo mismo mi propio circo de tres pistas, prescindir de la tecnología y los "medios-intermedios", y estar allí, presente, en vivoy directo.

¿Cuál es tu preparación o formación en las artes escénicas?

Hay cierta gente que me ha influido. Yo defino mi formación como el proceso de entender a esa gente que admiro y el trabajo que hace. Aparte de mi papá, esa gente es el pintor expresionista alemán Oskar Kokoschka, cuyas obras de teatro, con actores cuyas pieles él pintabaa modo de vestuario, influyeron mis primeros performances. Está Carlos Zerpa... la primera vez que yo vi una exposición de Carlos Zerpa entendí que él ya había hecho todo lo que yo tenía en la cabeza, y metocaba buscar más allá. Está Charlie Rivel, el payaso, de quien apredíque con sólo darle la vuelta a un objeto se puede crear otro... Estáel Gran Henry, el mago, quien me ha enseñado en la tarima y en lacalle el valor de que la gente te quiera. Está Joseph Beuys, el papá del arte conceptual, cuyos performances que están al borde del shamanismo han sido muy importantes para mi, para poder entender cómoconjurar las cosas que soy y las que me interesan. Está MiltonErickson, que me enseño que la mejor parte de un cuento es la que unono cuenta... Está Karl Herron, "Brother Shadow", un gran mago y cuenta cuentos que va por ahí haciendo milagros con sólo una cuerdita en el bolsillo, y me enseño que el mejor efecto especial es la imaginación.

Con excepción de los que fallecieron, puedo decir orgullosamente quelos demás son hoy en día mis amigos. Ganarme la amistad y el respetode esa gente, ha sido mi graduación. Lo poderoso es que no hay"título" en papel del cual guindarse, uno tiene que seguir manteniendo ese aprecio, a diario. El "taller" nunca termina.

¿Qué buscas con el teatro?

Lo que más me interesa es una forma de contacto directo y personal quelos otros medios que yo uso para contar cuentos: el dibujo, la escritura, el video y la radio, no me dan. Es estar ahí y entender que uno es parte de un acto de creación poderosísimo, que es el de conjurar una historia, a medias con quien te mira. La única cosa que uno puede ofrecer, que Hollywod nunca va a podernosdar, es contacto. Contacto personal que redunda en una experiencia íntima, y en una vivencia que atesorar. El Diablo en las manos hace referecia a una de las historias quecuento, la historia de una señora que estaba convencida de que el Diablo le hablaba a través de las cartas. De alguna manera, esa es laidea general del espectáculo: activar la memoria en los objetos altocarlos, y ver qué cuento nos cuentan. Se trata de celebrar un hechosobrenatural, que yo no necesariamente veo como diabólico, y es quelos seres humanos cargamos las cosas que tocamos de significado. Me interesa la idea de ver al "significado" como una forma de energía.

¿Tu espectáculo es inglés y lo puedes hacer tambien en español?

El espectáculo acá por ahora es en español. Espero llevarlo a Inglés el año que viene. Yo he pasado 36 años aprendiendo a hablar Castellano, y tras el tiempo invertido, aún cuando me falta mucho, me pareció sensato hacerlo en ese idioma que me gusta tanto, y está tan lleno de palabras poderosas, como "desbarajuste" o "ciruela".

¿En que consiste tu espectáculo?

En espectáculo es muy simple: yo cuento cuentos de fantasmas. Me presento en escena acompañado de algunos de mis objetos favoritos.Objetos que he coleccionado a través del tiempo. Durante el show yo cuento las historias que esos objetos me cuentan a mí, que como tedigo son historias de fantasmas, y a la vez, pido a miembros del público que toquen los objetos y describan qué cuento les cuentan a ellos. Es un espectáculo acerca de la memoria, y de los fantasmas como memoria, o las memorias como fantasmas. Memorias que a veces nos aterran porque estamos, simplemente, recordando memorias ajenas, que aprimera vista no entendemos y nos ponen los pelos de punta.

Pero es por sobre todo una visión gentil de los fantasmas. la versión contraria a la de Hollywood. En el show yo hablo de una amiga cuya casa está embrujada, y ella prefiere que sea así porque según ella"una casa sin fantasmas es sólo arquitectura". Así veo yo el mundo: sin imaginación, sin esa energía que es el significado, es sólo piedras y palos.

¿Practicas alguna creencia esotérica o diabólica?

Yo cada día tengo más fe en una creencia, que para este mundo decínicos debe ser diabólica: toda persona es un cuento que merece ser contado.

Parte de mi entrenamiento como cuenta cuentos ha consistido precisamente en estudiar los distintos oráculos y sistemas adivinatorios que existen. Al menos los más populares, como lacartomancia, la adivinación con huesos, o la interpretación de dibujos. Para mi, esos sistemas son "puro cuento" y no lo digo en sentido peyorativo, sino como un elogio. Al fin y al cabo, la historia que más le interesa a cada quien es el cuento de sí mismo, y los oráculos son sistemas para hilvanar ese cuento.

Aparte de eso, yo pertenezco a ciertos grupos de investigación en elcampo de la magia y el mentalismo. Grupos muy restringuidos, cuyotrabajo tiene que ver con entender cómo funciona la intuición, y cómosacar mayor provecho de ella, pero cuya primera regla es mantener en absoluto secreto la naturaleza específica de la investigación. Nada diabólico, ni oscuro, por el contrario, tiene más bien que ver con laidea de mostrarle a la gente que es más interesante de lo que se imagina.

¿Cuándo vendrías a Caracas para mostar ese diablo?

Lo que está previsto es montarlo en Septiembre, del 9 al 25, en el Caracas Theater Club. Aún se están afinando los detalles, pero ese esel plan.

¿Qué haces en el exterior?

Aquí vivo. Y en mis ratos libres, investigo todas estas cosas que me apasionan.

¿Eres un autoexiliado?

Claro. En este mundo no queda otra que autoexilarse, si uno quiere sobrevivir. Hay que autoexilarse de los lugares comunes, de la falta de parámetros que tiene la gente, del mito de que somos flojos, o somos pobrecitos y no servimos para nada. Hay que autoexilarse del exceso de inteligencia que tiene podrido al mundo, hacerse uno mismo un muro de contensión rematado en dos torretas artilladas, para echarle plomo al hampa que quiere robarle a uno el deseo de ser y hacer cosas.

Hay que autoexilarse con la convicción de que el mundo, en sus certezas, está completamente equivocado, pero teniendo el cuidado de echar el cerrojo desde adentro, no desde afuera.

Mil gracias Edgar.